Canal RSS

Once upon a time…

Uno de los éxitos de esta temporada ha sido, sin duda, el estreno de una nueva serie sobre los cuentos de hadas de toda la vida: ‘Once upon a time’. La serie cuenta con algunas caras conocidas en el reparto, como Jennifer Morrison (‘House’) o Robert Carlyle (‘Full Monty’), y se comenta que ha más por aparecer. Pero no quiero que esta entrada arruine la serie a aquellos que quieran verla. Sin embargo, me veo en la obligación de hacer constar que voy a proporcionar algunos datos sobre los personajes. No van a ser relevantes, sólo curiosidades. Además, de momento sólo he visto cuatro episodios, así que no voy a desvelar gran cosa de la trama.

La cuestión es que, después de ver esos cuatro episodios, me he dado cuenta de la gran cantidad de detalles sutiles (y no tan sutiles) que se han introducido en la serie, y eso es lo que me gustaría comentar aquí, además de hacer un breve análisis personal de esta producción. Así que, si te interesa saber algo más acerca de ‘Once upon a time’ y conocer detalles que quizá hayas pasado por alto, te recomiendo que sigas leyendo.

Once upon a time

Once upon a time

 

Si ya has visto algún capítulo de la serie, sabrás de qué va. Si no conoces nada, échale un vistazo al trailer de aquí arriba, y yo te lo cuento, tal y como se presenta en los primeros segundos del primer capítulo. Los personajes de los cuentos que todos conocemos están atrapados en nuestro mundo. Básicamente eso. Ya, desarrollando un poco más el asunto, ellos no saben quiénes son realmente. La historia se desarrolla en un pueblo de Maine llamado Storybrooke, pueblo donde están atrapados los personajes de cuento, y al mismo tiempo nos van mostrando la vida de esos personajes cuando vivían felizmente en su mundo de fantasía. Esta trama ha permitido a los guionistas introducir un gran número de detalles que revelan quiénes eran los habitantes del pueblo cuando eran personajes de un libro. Aquí tienes unos cuantos ejemplos (esta es la parte que no debes leer si quieres que toda la trama se mantenga en secreto, aunque repito que no se revela nada relevante):

– Mary Margaret Blanchard: Esta habitante del pueblo, profesora en la escuela, tiene un apellido un poco peculiar. Como podéis comprobar, tiene la misma raíz que la palabra ‘blanco’ o ‘blanca’. Las personas de habla inglesa pueden encontrar más difícil asociar a esta chica con su personaje de cuento, pero a los que hablamos español no nos cuesta mucho deducir que la profesora Blanchard es Blancanieves.

– Regina Mills: Regina también delata cuál es su verdadera identidad por el origen de su nombre de pila, ya que de ahí mismo viene la palabra ‘reina’. Por tanto, sabemos que Regina es la Reina Malvada (aparte de saberlo porque es la misma actriz, obviamente).

– Archie Hopper: Más sutil y difícil de deducir para los españoles es quién es realmente este habitante de Storybrooke. Hopper es una parte de la palabra inglesa ‘grasshopper’, que significa ‘saltamontes’. ¿Ya sabéis quién puede ser? Le estoy preguntando a los que no han visto la serie. Los que la habéis visto ya lo sabéis de sobra. Pues bien, un saltamontes es muy parecido a un grillo, ¿no?. Sí, Archie Hopper es Pepito Grillo.

– Mr. Gold: Algo más de conocimiento sobre cuentos hace falta para saber quién es el tal Mr. Gold. Sí, ya lo sé, si has visto la serie sabes de sobra quién es pero, ¿sabes por qué se llama Gold de apellido? La historia cuenta que un molinero un poco mentiroso contó que su hija podía convertir la paja en oro con una rueca. El rey, para comprobarlo, la encerró en una torre para que llevara a cabo tal proeza. Lo pudo conseguir haciendo un trato con un duende. Uno de esos tratos fue ofrecerle su hijo primogénito. Cuando nació el niño, la hija del molinero no quiso entregar al bebé, y el duende le dijo que rompería el trato si adivinaba su nombre (el del duende, no el de la hija del molinero ni el del bebé) antes de tres noches. Ese duende era Rumpelstiltskin.

– Ruby: Una chica, que viste de rojo, se llama Ruby (los rubíes son rojos) y más detalles que no voy a revelar… Esta tiene que ser Caperucita Roja, a la fuerza.

Como veis, los nombres que los personajes han recibido para su vida en el mundo real, delatan su pasado como personajes de cuentos. Y no son los únicos detalles que los guionistas han colado en la serie. Estad atentos a elementos del atrezzo o cualquier frase del diálogo, y os daréis cuenta de que hay muchos más.

En cuanto a mi valoración de la serie… es difícil. Soy un gran aficionado al mundo de los cuentos. De hecho, no sé si alguno de vosotros recordará una miniserie que emitió Telecinco hace ya varios años titulada ‘El décimo reino’. Era una miniserie que también mezclaba el mundo de los cuentos con el mundo real, y que también contaba con caras conocidas como Dianne Wiest (‘Eduardo Manostijeras’, ‘Hannah y sus hermanas’, ‘Yo soy Sam’). En parte, ‘Once upon a time’ me recuerda a ella, pero son bastante diferentes. ‘Once upon a time’ arrancó siendo un éxito en cuanto a audiencias, aunque lleva unas semanas bajando. Sin embargo, sigue siendo la segunda opción de los espectadores, habiendo ayudado a levantar la audiencia de series como ‘Mujeres desesperadas’.

En mi opinión, aunque los decorados de castillos de los cuentos se vean bastante falsos en los planos generales, me parece una serie con un cuidado nivel de detalle, con una ambientación y vestuario bastante buenos y un nivel de interpretación aceptable. Destacable, desde mi punto de vista, es la actuación bipolar de Robert Carlyle, como duende hiperactivo en el mundo de los cuentos, y como señor ‘respetable’ en el pueblo. Puede que al niño que protagoniza la serie le haga falta vocalizar un poco más, pero en general me parece una buena opción si estás buscando una serie nueva a la que engancharte.

Es verdad que el principio parecía ser prometedor, aunque ya desde el episodio piloto mi interés iba también encaminado a averiguar cómo se puede mantener esa trama durante varias temporadas. En mi opinión es complicado, puede que hasta imposible. Por lo que parece, esta primera temporada está siendo dedicada a presentación de personajes, empleando un episodio a cada uno, estableciendo paralelismos entre su vida de cuento y su vida en el pueblo. Y puede ser esa la razón del declive de la audiencia, el hecho de que prometieran una serie en la que la protagonista iba a salvar a los personajes de su maldición y devolverlos al mundo de los cuentos, y lo que los espectadores se han encontrado es una sucesión de capítulos llenos de historia de los personajes y sin una salvación a la vista. Aunque también puede ser que la audiencia no caiga tan estrepitosamente porque los espectadores están deseosos de saber cuál va a ser el próximo personaje cuya historia van a contar (personalmente, espero un episodio de ‘Alicia en el País de las Maravillas’, aunque no sé si llegará algún día).

¿Cuánto se puede estirar esta trama? Los episodios pueden empezar a resultar monótonos si se sigue la misma estructura una y otra vez y no se avanza en la trama de la salvación de los personajes, por lo que, tarde o temprano (más bien temprano), deberían volver a su mundo por el bien de la serie. ¿Habría continuidad una vez los personajes volvieran a sus cuentos? Eso habrá que verlo, y de momento yo no pienso perdérmela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: