Canal RSS

Marzo Negro: ¿Realmente es esa la solución?

Publicado en

El pasado 19 de enero, el FBI cerraba Megaupload. Eso ya (casi) todo el mundo lo sabe. Lo que está empezando a difundirse ahora puede que no lo sepan todos todavía. Se está empezando a propagar por la web una imagen con instrucciones para efectuar un “contraataque” al cierre de Megaupload. Esta iniciativa se llama “Marzo Negro”, y básicamente propone no comprar ningún tipo de contenido audiovisual, música, prensa, etc. Es decir, proponen que durante el mes de marzo nadie compre libros, discos, DVDs, vaya al cine,… Supuestamente esto afectará a los “lobbies musicales, del cine e industrias audiovisuales”. Y yo pienso, ¿realmente es la solución al problema? Sigue leyendo y entenderás por qué creo que la gente se equivoca con esto y las consecuencias que podría tener.

Marzo Negro no es la solución

Marzo Negro no es la solución

 

 

EDIT: He añadido un par de frases en negrita que se me había olvidado incluir originalmente. Las prisas no son buenas…

Posibles consecuencias de “Marzo Negro”

A todos nos ha fastidiado el cierre de Megaupload de una forma u otra. No voy a negar que yo he descargado contenido ilegal alguna vez, pero es verdad que yo utilizaba Megaupload también legalmente. Si necesitaba enviar a alguien un archivo demasiado grande para hacerlo por correo lo hacía por Megaupload. Pero esa no es la cuestión que voy a tratar en este post. El problema del que voy a hablar es la iniciativa que ha surgido a raíz del cierre de este servidor de alojamiento de archivos. En la imagen de arriba se puede ver la convocatoria con las instrucciones para unirse a la iniciativa. Tras leerla detenidamente y en repetidas ocasiones, sigue pareciéndome un sinsentido, algo surgido de una mente rencorosa y llena de odio por perder algo que cree que le pertenece. Y como suele pasar con las acciones que se piensan y se llevan a cabo “en caliente”, no se piensa en las consecuencias que estas pueden tener en otras personas. Por eso, voy a suponer que todo el planeta se une a la iniciativa (o al menos una gran parte del planeta, ya que los trabajadores de esas industrias no van a unirse) y analizar las posibles consecuencias.

  • Al lado de mi casa hay un quiosco cuyos ingresos vienen exclusivamente de la venta de revistas y libros. Durante el mes de marzo nadie le va a comprar nada. Durante el mes de marzo no tendrá ningún ingreso. Sin embargo, como debe tener abierto y trabajar igualmente por si alguien compra, va a generar gastos. Por tanto, este comerciante, alguien como tú o como yo, alguien que podría ser familia tuya, va a pasar un mes entero pagando luz, alquiler, impuestos y otros gastos, mientras en su cuenta bancaria no entra ni un solo euro. Vamos a crear “importantes pérdidas de ingresos” no sólo a los lobbies, sino a gente de la calle como nosotros. Venga, unos cuantos cientos de autónomos perdiendo dinero, por si acaso no estaban ya bastante perjudicados.
  • En Málaga hay un cine que me encanta: el cine Albéniz. Sólo allí puedes encontrar películas que en las multisalas ni siquiera se paran a mirar a la hora de elegir qué películas proyectar. Son películas europeas y/o independientes, en versión original subtitulada generalmente, por lo que el público es muy reducido. Ya estuvimos sin ese cine un tiempo, pero fue adquirido por el Ayuntamiento, restaurado y abrió de nuevo hace ya más de un año. Si en todo un mes ese cine pierde el poco público que tiene, dejará de tener ingresos. Puesto que debe estar abierto por si alguien entra, hay que pagar los gastos de luz que se generan. Además, varios sueldos dependen de la solvencia de ese cine. Tras un mes generando pérdidas, el cine puede dejar de ser rentable y ser cerrado de nuevo. Por lo tanto, un cine único que se pierde y con él varios empleados que se van a engrosar la lista de parados y más prestaciones por desempleo que pagar (lo cual tampoco es bueno).
  • Hay pequeñas empresas que acaban de empezar, como por ejemplo Youzee, que venden contenido audiovisual disponible online. Aunque parezca una empresa enorme, puede que esté mantenida por unos pocos trabajadores que han puesto todo su esfuerzo e ilusión en la creación de la empresa. Empresas como estas dependen en gran medida de la inversión de gente que apuesta por ellos. Si estos inversores ven que hay un mes entero durante el que no se han generado beneficios, les va a dar igual que sea debido a “Marzo negro” o a “Abril fucsia”. Simplemente pueden decidir retirar la inversión porque piensen que la empresa ha dejado de ser rentable y los beneficios iniciales eran cosa del boom ocasionado por la novedad. Cuando esa compañía se vaya a pique habrá un empresario menos en el mercado y más gente al paro. Y ya sabemos lo que eso significa, ¿no?
  • También me ha hecho gracia una frase que me hace pensar que la persona o colectivo que ha promovido la iniciativa se explica fatal o no acaba de darse cuenta de la tontería que ha escrito. Propone no comprar nada en marzo y esperar a hacerlo en abril. Esto hará que los datos de marzo sean más o menos catastróficos para las compañías. Sin embargo, si todo lo que ibas a comprar en marzo, lo compras en abril, cuando hagan balance del segundo trimestre, ¿no les saldrán unos datos buenísimos? Si vamos a suponer que todo el mundo lleva a cabo la iniciativa, vamos a suponer que aplazan todas sus compras hasta abril. Marzo será un mes malísimo, pero abril será un mes buenísimo. Lo cual, supongo, a los lobbies les da igual porque recuperan lo perdido.

Básicamente creo que unirse a la iniciativa “Marzo Negro” es perjudicar más a quien no tiene culpa de nada y ha elegido como forma de vivir la distribución de ese tipo de contenidos y que vive a la sombra de lo que los grandes deciden. Es decir, son unos “mandaos”. Está claro que los puntos de arriba pueden ser un poco tremendistas, pero también es verdad que la gente se ha tomado el cierre de Megaupload como si fuera el fin del mundo. Ese tema nos ha fastidiado a muchos, pero no por eso hay que ir como borregos, en masa, haciendo todas las barbaridades que nos proponen sin pensar en las consecuencias, solo porque tenemos sed de venganza.

 

Cierre de Megaupload

Por eso no quiero quedarme ahí, quiero ahondar un poco más en el asunto y hablar de todo el tema del cierre de Megaupload y la indignación de los internautas ante esta acción. Esta mañana he podido leer esto en un artículo en las noticias de Terra:

El abogado Michael Moore, socio del bufete Marks & Clerk, afirmó que el cierre de Megaupload sugiere que los defensores de los derechos de autor se están alejando de la práctica de apuntar a individuos que comparten archivos, como lo habían hecho en el pasado.

“Esta es toda una tendencia a dirigirse a los facilitadores, los organizadores de esto”, dijo a la BBC. “Ciertamente es algo de lo que vamos a ver más. Realmente están tratando de crear una imagen de este tipo y dañar la reputación del acto de compartir archivos”.

Antes, los que ponían a disposición de los demás internautas los contenidos ilegales eran los que aparecían en las noticias siendo detenidos. Ahora han decidido arrancar el problema de raíz y atacar a las empresas que facilitan este tipo de acciones. Por una parte lo veo bien, ya que esas empresas están ganando dinero (en el caso de Megaupload mucho dinero, por lo que parece) a base de proporcionar a los usuarios una plataforma donde subir archivos protegidos por derechos de autor. Sí, lo sé, si detectaban que el archivo subido se trataba de algo protegido, lo borraban, pero también sé que hay varias formas de eludir ese peligro. Es por eso que Megaupload estaba lleno de archivos ilegales que habían sido subidos por gente que pagaba para poder subirlos y para poder descargar otros muchos. Además, no sé si será verdad, pero parece que la empresa que gestionaba Megaupload estaba metida en otros negocios turbios aparte del relacionado con la piratería. Por otra parte, sin embargo, creo que esa no es la solución, y que hace más daño a la industria del que creen, ya que las descargas ilegales sirven en muchos casos como plataforma para descubrir nuevas series, películas o grupos musicales, aparte de ser en algunos casos la única vía de acceso a ciertos contenidos.

Creo que defender los derechos de autor está bien y, por tanto, pienso que Megaupload se ha ganado (en parte) que lo cierren, muy a mi pesar. Me revienta que lo hayan hecho, porque lo utilizaba a menudo, pero el cierre está justificado por ser una plataforma de distribución de contenido pirata. Es por eso que ahora, tal y como se ve en el artículo de Terra que he citado y enlazado antes, otros servidores de alojamiento de archivos están asustados ante un posible cierre. Saben que tener archivos protegidos por derechos de autor en sus servidores no es delito. El delito es que esos archivos estén disponibles para compartir, así que algunos servidores han decidido que los usuarios sólo puedan ver los archivos subidos por ellos mismos. De todas formas, como digo más abajo, la solución no es acabar con las descargas ilegales, por lo que, aunque justificado, no creo que cerrar Megaupload vaya a suponer un incremento en las taquillas o en las ventas de esos contenidos. Por ejemplo, en mi caso, compro muchas películas que he conocido por habérmelas descargado previamente. Es posible que, si no me la hubiera descargado, nunca la hubiera visto y, por tanto, nunca la hubiese comprado. No estoy en contra de las descargas ilegales. Estoy en contra del abuso de las descargas ilegales, que es lo que puede acabar con la industria. Internet no es el enemigo, sino el medio a utilizar hoy en día para el mercado audiovisual.

 

Acceso a contenidos

Sin embargo, todo tiene una doble cara, y es que hay gente que realmente dependía de Megaupload y servidores similares para acceder a contenidos que de otra forma no están disponibles en su país y parece que nunca lo estarán. Hoy he recibido un mensaje de una amiga que decía lo siguiente:

En Latinoamérica sí nos tienen jodidos, porque de todas formas no puedes comprar nada legal, ni siquiera puedes comprar en iTunes y los discos y películas no piratas cuestan más del 10% del sueldo de un latinoamericano promedio. Aquí no se compra nada legal, igual no habrá demasiada diferencia. Si nos quitan las descargas “piratas” nos quedamos sin cultura, sin películas, sin música rara, a seguir revolcándonos en la incultura y el analfabetismo funcional. Me parece que esta ley es (y discúlpame la expresión) una maldita mierda, sin las “descargas ilegales” mi vida habría sido una tormenta de mierda inacabable del que sólo podría salir suicidándome. El Internet con su música pirata y sus películas piratas me salvaron la vida, así que si hay que tomar medidas extremas, habrá que hacerse, y caerán los pequeños empresarios por estar a la sombra de las grandes empresas, jalándole las bolas y negándole la cultura a los demás. ¿Es justo que por ser latinoamericanos ni siquiera tengamos acceso a iTunes? Me parece que no. ¿Te parece justo que aquí sólo lleguen libros de Paulo Coelho, porque no consideran que merezcamos más? Creo que no. ¿Te parece justo que por vivir en X lugar no podamos comprar un cd de Nirvana sin tener que dejar más de 70 dólares? Yo compraría discos siempre que estén en los anaqueles y estén a un precio justo. Pero todo lo que importa es hacer dinero, ¿verdad?

Al parecer nos estamos quejando en España como si nos hubieran quitado el acceso a la cultura, cuando en realidad eso es lo que ha pasado al otro lado del charco. Yo no conocía esa situación, aunque sí que es verdad que países como China tienen un gran filtro que impide la entrada al país de cosas tan simples como Facebook. Así que no se me hace raro pensar que algo tan simple como iTunes no esté disponible en otros países. Realmente, en esos países, el único acceso a la cultura que tienen es mediante las descargas ilegales. No se pueden comprar en tiendas ni online, y ahora ni siquiera se podrán descargar ilegalmente. La solución no es ni prohibir las descargas ilegales ni controlar la información que entra y sale de mi ordenador como pretenden algunos, sino facilitar el acceso a ciertos contenidos, bien sea abaratándolos o incluso permitiendo la descarga gratuita de algunos contenidos. Más de uno debería tomar ejemplo de Eduard Punset y su podcast de Redes totalmente gratuito.

Eso sí, hay que tener en cuenta una cosa: hace años, antes del auge de Internet, no teníamos acceso a las series o películas hasta que algún cine o cadena de televisión decidía comprarla y proyectarla o emitirla. Ahora, al menos en España, ni siquiera podemos esperar a que eso pase, y necesitamos descargarla justo después de su estreno para poder verla inmediatamente. Y creo que esa es la base de la revolución que está sucediendo ahora mismo. Nos hemos acostumbrado a tener cualquier contenido fácil e inmediatamente gracias a las descargas ilegales. Necesitamos ver el último capítulo emitido de nuestra serie favorita antes de que llegue a España. Está claro que en algunos casos esa serie no llega a nuestro país o tardará mucho en hacerlo. Pero, ¿cuánta gente se descargaba el capítulo de “Lost” el día siguiente a su emisión a pesar de que lo emitían una semana después en Cuatro? Seguro que mucha. Y tanto nos hemos acostumbrado a esa facilidad, que ahora nos la quitan y nos hacen pagar o esperar por ese contenido, y nos enfadamos, cuando en otros países nunca podrán verlo si no lo descargan ilegalmente.

Es como robarle el Canal + al vecino. A mí me pasó una vez. Mi vecina de arriba se puso Canal + y yo podía verlo de gorra. Me acostumbré a películas de estreno y otros contenidos que, de otra forma, hubiera tenido que esperar varios meses más para poder verlos. Si mi vecina me hubiera dicho “O pagas o llamo a un técnico para que lo arregle”, yo me hubiese mosqueado. ¿Por qué quería quitármelo? ¿Qué más le daba a ella? Ella lo iba a pagar igualmente, aunque yo también lo viera. Pero por eso mismo hay que entender que a ella le supone un gasto tener Canal + y yo lo estoy viendo a su costa, viendo gratis algo que a ella le ha costado dinero conseguir. Con las series y películas pasa lo mismo, estamos viendo gratis algo que a las productoras les cuesta muchísimo dinero, y que es su medio de vida.

 

Posibles consecuencias de un incremento masivo de descargas ilegales

Si nadie pagara por esos contenidos, si todo el mundo viera las series y películas por medio de las descargas ilegales (vamos a suponer otra vez que todo el planeta hiciera eso):

  • Las televisiones no comprarían las series porque ya las habría visto todo el mundo y no tendrían audiencia. Sin audiencia, los anunciantes no pagarían por anunciarse y la cadena no tendría ingresos, por eso no las comprarían. Por tanto, no habría series ni películas en televisión.
  • Los cines no comprarían las películas para proyectarlas porque nadie iría a verlas, ya las habría visto todo el mundo. Si nadie fuera al cine, los cines dejarían de existir.
  • Puesto que ni las televisiones ni los cines compran las películas, las productoras de cine y televisión dejarían de producir series y películas, dejarían de existir.
  • Ahora imagínate la parrilla televisiva de las cadenas y quítale las series y películas. ¿Qué programas te quedan? ¿Estás dispuesto a vivir en un mundo con ese tipo de televisión? Piénsalo

Repito, si los internautas tienen derecho a ponerse tremendistas diciendo que es el fin de Internet como lo conocemos, yo también tengo derecho a ponerme tremendista y decir que las descargas ilegales masivas son el fin de las producciones audiovisuales tal y como las conocemos. Con palabras (no textuales) de Álex de la Iglesia dejaré este largo post. No hay que adaptar Internet a la situación actual para acabar con las descargas ilegales, sino adaptar el modelo de negocio de las empresas a la situación actual para que sea más atractivo adquirir el contenido de forma legal que mediante descargas ilegales.

»

  1. Tienes razón en muchos puntos. Y al final, yo sé que si eliminan las formas de descargar contenido a través de Internet. Así que no será el fin del internet, así como tampoco será el fin de la industria audiovisual. Por el simple hecho de que, si a mí me gusta un artista que escuché por Internet, probablemente lo compre en físico. Tenerlo en físico tiene un valor extra. Definitivamente🙂

    Responder
    • Vicent Piquer

      Tu caso es idéntico al mío. Yo descubro nuevos artistas gracias a las descargas, pero aún así, contribuyo a mantener ese trabajo comprando el material original. Si alguien me gusta y quiero que siga trabajando, tengo que invertir en él. Realmente no creo que lleguemos al punto de la desaparición de la industria audiovisual, porque para eso sería necesario que nadie comprase nada, pero está bien que la gente sepa que producir un disco o una película es muy costoso, y si no se recupera la inversión, la gente se cansa de poner en riesgo su dinero y lo deja.

      Gracias por tu comentario =)

      Responder
  2. Gracias por el aporte, la verdad me afecto en gran parte el cierre de megaupload, ya que muchisimas cosas tenia guardadas en ese servidor, peliculas, musica, imagenes y demas… pero creo que ese marzo negro que proponen es todo una farsa… esta bien las companias caen en marzo, es el fin del problema??? tendran ideas para el futuro??? Cuak!!! jajajaja…. mucha gente como yo me incluyo, recurrimos a la ilegalidad por que los HDP no importan sierta mercansia por miedo a salir perdiendo y tenemos que pedirle a alguien que va a EE.UU para que me lo traiga, y por otra parte…. es mentira que las companias pierden “MUCHISIMO” SI siempre que un buen artista saca un disco y su primer semana casi siempre venden mas de 1.000.000 millon de “COPIAS LEGALES”!!! asi que nos tenemos que poner las pilas un poco y dejar de joder…. GRAICAS POR EL APORTE MUY BUEN BLOG!!!

    Responder
    • Vicent Piquer

      ¡Muchas gracias por el comentario y por los elogios hacia el blog!

      La verdad es que gracias a este post y a los comentarios de una amiga en Facebook, he podido descubrir la situación de algunos países latinoamericanos, y me parece vergonzoso. Vergonzoso que haya que recurrir a amigos que viajan para poder conseguir cierto material como discos o películas, y meterlos en el país como si fuera droga.

      Creo que las descargas ilegales pueden ser buenas para todos si se usan en su justa medida, por ejemplo para acceder a contenido que de otra forma no es accesible en tu país (como es tu caso) o para asegurarte de que algo te gusta antes de gastarte dinero en ello.

      En fin, veremos cómo acaba el asunto. Gracias una vez más por tu comentario.

      Responder
  3. Me gustó mucho tu visión, la campaña del marzo negro es definitivamente muy ingenua, aunque tendrá un toque de humor y es que los que están dispuestos a aplicarla andarán todo marzo sintiéndose los elegidos, poniendo a las corporaciones en su lugar mediante su comportamiento de protesta y rebeldía, “aguanto marzo aguanto marzo”, para que llegue el primero de abril y salgan corriendo a comprar todo lo que vieron en marzo.

    Responder
    • Vicent Piquer

      Gracias por comentar y expresar tu opinión. Veremos qué sale de esta iniciativa. Espero que en caso de éxito, perjudique sólo a quien debe perjudicar. No me gustaría que pagasen justos por pecadores.

      Responder
  4. es muy hipocrita que te la pases descargando contenidos “ilegales” segun tu mismo dices, pero luego te parezca justo que condenen a alguien por un delito que en definitiva comenten los usuarios como tu

    solo porque los agentes del FBI no vinieron a golpear a tu puerta, disfrutas que manden a la hoguera a algun otro, es como si manejaras tu auto violando todo el tiempo el limite de velocidad, pero luego te parece justo que metan preso a los dueños de la empresa automotriz, porque fabrican autos muy veloces, es realmente muy hipocrita, parece que solo ves la paja en el ojo ageno pero nunca la viga en el propio

    sin embargo, ya esta probado de lejos que las descargas no afectan las ventas, informate un poco, deja de mentir desde tu blog y usar los viejos argumentos de la industria de que “la pirateria mata la creacion”, lo usan desde que existen los casetes y hace tiempo que esta probado que no es asi, el gobierno de suiza y el de holanda encargaron estudios que reconocieron que el acceso gratuito a contenidos en internet y el intercambio de contenidos *no afecta* a la industria del entretenimiento:

    http://torrentfreak.com/swiss-govt-downloading-movies-and-music-will-stay-legal-111202/

    cada año los numeros de Hollywood dan mejores cifras, no peores, ¿como es posible si es cierto lo que dices?

    http://www.emol.com/noticias/economia/2011/09/07/502094/hollywood-vuelve-a-batir-record-de-recaudacion-en-verano.html

    pero sin embargo no hay *evidencia* de la intuicion que tu livianamente sostienes como cierta

    http://www.elmostrador.cl/opinion/2011/05/23/el-informe-hargreaves-de-propiedad-intelectual-la-evidencia-contra-la-intuicion/

    hay un monton de estudios realizados por academicos de universidades que prueban que lo que sostienes al final es falso

    http://www.derechoaleer.org/2011/05/por-que-la-pirateria-es-beneficiosa-para-los-musicos.html

    la existencia de cuentas premium en megaupload, a pesar que podias descargarte todo gratis, prueba que que el acceso gratuito no implica que los consumidores no esten dispuestos a gastar su dinero, por ejemplo la revista orsai es todo un suceso de ventas y se reparte gratis en pdf por internet

    http://orsai.bitacoras.com/2011/12/para-ti-lucia.php

    por cierto hay mucha gente que trabaja en internet o en industrias relacionadas, que podrian perder su empleo si esta avanzada contra la red continua, esos trabajadores parece que no te importan

    pero a pesar de tener la opinion publica en contra, los estudios de las universidades en contra, incluso de los mismos artistas (no las superestrella claro) etc etc la industria sigue cada vez dando pasos mas audaces contra los derechos de los internautas, parece que el unico lenguaje que entienden es el del dinero, entonces si hacemos que entiendan de una vez, que atacar internet al final perjudica sus ganancias, porque los internautas molestos con la industria dejan de comprarles, comenzaran en serio a buscar alternativas de comercializacion donde ganen todos, donde predomine el acceso gratuito, y donde la difusion de las obras por internet sea visto como algo conveniente y bueno tambien para los negocios, claro, esto si se hacen cargo que su modelo de negocios ya no funciona, y comienzan a experimentar en serio con nuevos modelos

    Responder
    • Vicent Piquer

      Vale, primero de todo pedirte perdón porque WordPress (supongo que por el número de enlaces que has incluido en el comentario) ha marcado el comentario como pendiente de aprobación. Lo siento.

      Segundo: Sí, es cierto, yo recurro a las descargas ilegales en muchas ocasiones para poder descargar contenido que de otra forma no podría llegar a conocer, como por ejemplo la película “Phoebe in Wonderland”, que a pesar de ser genial, no ha sido estrenada en España. Sin embargo también es verdad que yo, si ese contenido llega a estar disponible a la venta, lo compro sin dudarlo. Al menos eso dice mi colección de DVDs que he ido atesorando durante casi 10 años. Eso sí, quiero matizar un punto importante en esto. Hablas de hipocresía porque yo descargo contenido pirata y luego me parece justo que condenen a alguien por ello. En ningún momento he afirmado que me parezca justo. De hecho, textualmente digo que me revienta que lo hayan hecho, pero está justificado según las leyes actuales. Eso sí, nadie dice que las leyes sean justas. En definitiva, lo que quiero decir es que el cierre de Megaupload está justificado según la legislación vigente, pero no digo que me parezca justo. Ni mucho menos.

      Tercero: Una prueba de que no me parece justo y de que estoy de acuerdo con lo que dices sobre que las descargas no afectan a las ventas, la puedes encontrar en mi frase que dice “la solución no es acabar con las descargas ilegales”. Las descargas y el acceso a ese contenido en la red favorece a muchas compañías y gente de la industria. También expongo en el post mi caso, contando que muchas veces he comprado películas que nunca hubiera conocido si no las hubiese descargado previamente. Por tanto, estoy completamente de acuerdo en que las descargas ilegales no tienen por qué perjudicar al sector audiovisual. Pero… (sigue leyendo)

      Cuarto: … sí que digo que lo que puede acabar con la industria es un abuso de esas descargas. Si la gente puede exagerar las consecuencias de lo que supone el cierre de Megaupload, yo puedo exagerar las consecuencias de lo que supondría que todo el mundo (y me refiero a todo el mundo literalmente) accediese a películas y música únicamente mediante las descargas ilegales. Obviamente este tipo de descargas no va a suponer el fin del cine o la televisión. Me parecía haber dejado claro que todo era un supuesto exagerado (bastante improbable, dicho sea de paso). Lo que hay que tener en cuenta es que la piratería no afecta tanto a las grandes productoras o a las grandes estrellas (esas tienen dinero de sobra). La piratería afecta a las empresas que empiezan, a los músicos que empiezan, a las productoras que empiezan. El caso de la música es algo distinto porque ellos pueden cobrar por conciertos, aunque nadie compre sus discos. Pero en el mundo del cine o las aplicaciones informáticas, tal y como están ahora, es difícil arrancar en un ámbito en el que obtienes pocas ganancias porque las copias ilegales superan el número de copias legales. Y es ESO lo que hay que cambiar. Cerrar páginas de descargas o servidores de almacenamiento no va a servir de nada. Perderán a la gente que lo utiliza como medio de descubrimiento (como yo) y los que tienen mucho interés en descargar encontrarán otros medios. Desde Napster han pasado muchas cosas, y nunca han conseguido acabar con la piratería. Deberían darse cuenta de que no hay que luchar contra ella. Hay que hacer algo que sea mejor que la piratería. Pero no lo entienden.

      Quinto: Yo trabajo en Internet, soy programador. Trabajo en una empresa pequeña que está empezando. Dices que gente como yo “podrían perder su empleo si esta avanzada contra la red continua, esos trabajadores parece que no te importan”. Me importan, y mucho. Si la gente, en vez de comprar nuestros productos, los pirateara, la empresa se iría a pique. Y esas personas también perderían su empleo. La solución no es ni la ley SOPA ni legalizar la piratería. Son los dos extremos. Lo que hay que hacer es algo intermedio, ofrecer algo más atractivo que la piratería, pero sin montar un Gran Hermano y convertir el planeta en la novela de Orwell, controlando a los ciudadanos en todos los aspectos.

      Conclusión: Estoy de acuerdo contigo en muchos puntos. La piratería puede ser beneficiosa en muchas ocasiones, no estoy a favor de los planes que hay para Internet, y la gente está dispuesta a pagar por el acceso a contenidos. Pero ten en cuenta que hay empresas informáticas y productoras con muy bajo presupuesto y recién creadas, que no pueden arrancar por el alto índice de piratería que hay ahora mismo. Pero lo dicho, antes de tacharme de hipócrita me hubiera gustado haber aclarado ciertos puntos que parecen haber sido malentendidos y son la base de tu argumentación. Aún así, gracias por el comentario. Espero que comentes si hay algo en lo que no estés de acuerdo, pero sólo te pido un poco de respeto. Gracias de nuevo.

      Responder
  5. Si, es el marzo negro es una medida llena de rencor y odio, y si, muchos terceros se verán afectados. Pero date cuenta que es la única manera de decirles a los poderosos “Hey, aquí estamos”, ya que las marchas y los plantones al parecer poco les hacen cambiar de opinión. Mas que destruir sus finanzas, que por así decirlo no se logrará, es para llamar la atención y expresar que sus medidas si bien son entendibles, pero demasiado extremistas. Tan extremistas que bajo la bandera de “copyright” quieren que volvamos a 1984…literalmente. Así que ¿Quieren cerrar Internet? Bién, no te compro, vamos a ver quien revienta primero. Es mi manera de decirte que no estoy de acuerdo, ya que por lo visto mi opinión poco te importa.

    Responder
    • Vicent Piquer

      Yo no creo que sea la única manera. Si todo lo que no compres en marzo, lo compras en abril, el informe del primer trimestre será mal, pero el del segundo trimestre será bueno. No sé hasta qué punto eso afectará a las grandes empresas. Tampoco sé cuál sería la mejor solución en este caso, pero si la propuesta es hacer algo que va a perjudicar mucho más a gente de la calle como nosotros que a las grandes compañías, no me parece una solución viable. No pretendo convencer al mundo de que no se una a la iniciativa, pero conozco bastante gente que lo puede pasar muy mal económicamente si literalmente todo el mundo se uniera a “Marzo negro”, y ninguno de ellos pertenece a los grandes lobbies.

      Sin embargo estoy de acuerdo contigo en que hay que hacer algo. Esto empieza a ser una batalla de resistencia, a ver quién cede antes a la presión del otro bando, y está claro que Internet no va a ceder nunca. Cuando nos cierran una puerta, abrimos 5 más.

      A pesar de estar en ligero desacuerdo, te agradezco tu comentario. Siempre me gusta conocer la opinión de los demás, por si he pasado algo por alto. Muchas gracias.

      Responder
      • Mira, para que entiendas aquí te dejo los peligros del copyright y las patentes para el desarrollo y la innovación de las ideas.

        http://alt1040.com/2012/02/un-troll-y-dos-patentes-contra-la-web

      • Vicent Piquer

        Muchas gracias por la información. Como en todo, siempre hay listos que se aprovechan de oportunidades como esta. Las patentes aparecieron (supongo) con el fin de evitar que la gente se beneficiara del trabajo de otras personas, y sin embargo lo que se está consiguiendo es todo lo contrario.

        Habría que revisar la normativa actual en cuanto a patentes y copyright. No veo bien que desaparezcan, porque entonces se invertiría poco dinero en investigación y desarrollo, ya que los inversores no pondrían su dinero en algo que va a ser copiado y no va a producir beneficios. Sin embargo no me parece bien que el sistema actual de patentes facilite el monopolio, o que haya gente que se lucre por una idea teórica que nunca ha llevado a cabo. Por esa regla de tres, yo podría patentar la idea de ordenadores que floten en el aire para poder usar mientras vas andando por la calle. No lo voy a crear, pero si alguien se decide a construirlo algún día le puedo sacar una pasta.

        Como bien dices, las patentes tal y como son hoy en día, son peligrosas. Pero no deberían desaparecer, porque también perjudicarían el desarrollo e innovación, según creo yo. De todas formas, el principal problema somos nosotros, los humanos. Somos avariciosos, codiciosos y envidiosos. Nos repatea que otra persona se esté forrando por haber inventado el cepillo de dientes eléctrico, así que vamos a joderle. O nos hemos currado un invento chulísimo, pues vamos a hacer que nadie más construya nunca nada que se le parezca un poco. Si no fuéramos así, no necesitaríamos patentes, ni nada de eso. Pero sólo hay que ver que cuando algo se pone de moda, salen copias hasta debajo de las piedras.

  6. Muy bien, chico, pásate la presunción de inocencia por el culo. Si abren un sitio de almacenamiento, y es posible que se utilice para almacenar cosas ilegales, detén a los dueños y punto!! Muy democrático…
    Por cierto, si quieres saber por qué se cerró realmente Megaupload, busca Megabox en Google… Infórmate un poco antes de opinar🙂

    Responder
    • Vicent Piquer

      Claro, hay que aplicar la presunción de inocencia porque igual los pobrecitos dueños del grupo no saben que Megaupload y Megavideo estaba alojando contenido protegido por copyright. Yo no digo que esté de acuerdo con la detención o con la condena. Sólo digo que si eran conscientes de que su web estaba alojando contenido ilegal son igual de culpables que alguien que ha sido testigo de un crimen y no lo denuncia. La condena me parece excesiva, y creo que se podría haber solucionado simplemente con un cierre temporal y el borrado de los archivos ilegales, aunque a mí me hubiera perjudicado igual que a todos.

      Megaupload estaba pasandose los derechos de autor por el arco del triunfo y, aunque nos pese, lo que ha pasado era previsible aunque excesivo. Otra cosa es que los verdaderos motivos sean los de evitar la aparición de Megabox, que no lo descarto, pero Megaupload y Megavideo estaban jugando con fuego, y se han quemado. Por otra parte, cuando yo estuve buscando información sobre el cierre, lo de Megabox no estaba tan extendido y no encontré nada. Fíjate que mi post es de la misma fecha que por ejemplo este otro.

      Responder
  7. Buenas, lo primero que quiero hacer es agradecerte que aportes tu opinión a estos temas.
    Quisiera puntualizar ciertas cosas, en caso de estar equivocado me gustaría que me lo hicieras saber:

    – en algún tumblr he leído el mismo comunicado con añadidos como:
    compra lo esencial y procura hacerlo en pequeños negocios…

    Personalmente leerlo no me ha afectado en absoluto, seguiré comprando los contenidos que me gustan, descubiertos a través de la web, a base de descas o streaming para asegurarme de que me gustan. Si mañana apareciera un texto similar argumentando cómo saltar por la ventana puede ayudar a salir de la crisis dudo que le hiciéramos caso.

    – hablas repetidas veces de descargas ilegales. Que yo sepa no son ilegales puesto que no hay ánimo de lucro. Entiendo que un profesional o una empresa tenga que rendir cuentas del software que usa, pero un aficionado…

    – sobre lo de Megaupload, según tengo entendido tenía en proyecto la creación de un servicio donde se ofertara música. La gente podría comprar a precios razonables los discos de los grupos conocidos, escuchar de manera gratuito temas de grupos menos conocidos pero recibirían el 10% de las ventas de discos. El 90% iría a los artistas. Los ingresos del servicio estarían en la publicidad. Esto no le gustó a la industria musical y presionó para lograr el cierra. Universal censuró el vídeo de promoción de este servicio en Youtube varias veces, por lo visto tiene una cláusula en su contrato con Youtube que le permite ordenar la retirada de cualquier vídeo tenga que ver con Universal o no.

    Actualmente hay más opciones que nunca: podemos escuchar la música que queramos con Grooveshrk, Goear, Spotify… y comprar a través de internet música en formato digital a un precio menor que en formato físico. Podemos ver series y películas en sitios como Youzee, Voddler, Filmin… Software gratuito de calidad cercana al de pago como Open Office, Blender, Gimp, Inkscape…Revistas como Orsai que plantean una alternativa, TVE sin anuncios, mayor oferta en la televisión en abierto, fanzines online.

    A los 14 dejé de escuchar la radiofórmula y empecé a comprarme discos, llegaba a casa a oírlos en bucle y generalmente había dos o tres canciones que me gustaran, el resto no las volvía a escuchar. Ahora tengo la oportunidad de comprar un disco sabiendo que me gusta de verdad o una canción suelta si solo me gusta esa y vuelvo a escuchar la radio. Radio 3 por cierto.

    Responder
    • Vicent Piquer

      ¡Gracias por tu comentario! Me alegra ver que no soy el único que piensa que tenemos más facilidades que nunca para poder ver películas y series online o escuchar música online, en ambos casos legalmente.

      Y respecto a lo de “legalmente”, aprovecho para contestar a lo que decías de las descargas ilegales. Como bien dices, un usuario que descarga una película lo hace sin ánimo de lucro, y en ese aspecto es posible no considerarlas como ilegales. Sin embargo, los que se están lucrando con esas descargas son los servidores de almacenamiento, que tienen ingresos sustanciosos por publicidad gracias a todo el contenido protegido que almacenan en sus servidores. Ahí es cuando creo que esas descargas empiezan a ser ilegales, porque hay alguien ganando dinero con ellas.

      Entiendo que muchas veces esas descargas nos ayudan a ver películas o escuchar discos que de otra forma no están disponibles en otro sitio, y por eso digo que esas descargas pueden ser beneficiosas para la industria, siempre y cuando no se abuse de ellas.

      Por último quiero decir que la variación de la iniciativa que dices que publicaron otros tumblr y blogs me parece más adecuada, porque elimina los posibles perjuicios que se ocasionarían a los pequeños comercios. Parece que la gente propone iniciativas radicales sin pararse a pensar en daños colaterales a gente que no tiene ninguna culpa de nada.

      Agradezco toda la información que has aportado. Gracias una vez más por comentar.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: