Canal RSS

El bádminton español en el punto de mira por culpa de su federación

Publicado en

Hace años que me propuse no meterme más en estos “fregaos”, pero es que esto es demasiado grande para callarse. Podría dejar mi opinión repartida por los distintos artículos que están siendo escritos al respecto, pero para qué hacer eso teniendo esta plataforma desde la que puedo decir todo lo que me apetezca. Y es que hace ya tiempo, mucho antes de que Carolina Marín ganara el mundial y todos hablaran de bádminton, me quejé de la actitud de la Federación Española de Bádminton (FESBA). Y ahora, cuando mejor iban las cosas, la FESBA vuelve a liarla…

El bádminton español en el punto de mira por culpa de su federación

El bádminton español en el punto de mira por culpa de su federación

Por si hay alguien que aún no lo sepa, la FESBA ha decidido no inscribir a la selección en el Campeonato de Europa por equipos porque los jugadores convocados no han firmado un documento relativo a los derechos de imagen. Algunos pensarán que escribir esto ahora es oportunista, y puede que lo sea. Pero yo no gano nada por las visitas recibidas (que son unas 3 diarias de media) ni me interesa lo que opinen los demás de lo que escribo. Lo hago porque me gusta, me siento bien compartiendo lo que sé, sea bueno o malo. Y en este caso no es especialmente bueno.

Para quienes no me conozcan, he sido árbitro durante unos 10 años contando un periodo de inactividad, juez árbitro durante unos 4 años y casi formador de árbitros (un tema en el que no entraré en detalle pero que mencionaré más tarde). Así que he tenido bastante contacto con la FESBA y muchos de sus miembros. He hablado con jugadores, técnicos, presidentes de clubes y de federaciones territoriales, y la mayoría de ellos coincidía en las críticas a la FESBA. Lo que voy a escribir aquí no es sólo mi opinión, es la de muchas personas que, como yo, ama este deporte y no está contenta con cómo se hacen las cosas. Voy a intentar exponer estas opiniones escribiendo sobre hechos concretos, utilizando la última genialidad de la federación como referencia. Voy a plantear algunas preguntas, si alguien sabe las respuestas estoy dispuesto a editar este texto e incluirlas aquí.

Es un texto largo, y puede que aburrido. No está pensado para ser una lectura amena. Es simplemente un reflejo de lo que pienso ahora mismo. Si aún así estás dispuesto a leerlo, prepárate que empiezo.

Exclusión de jugadores

Al parecer, Pablo Abián, jugador español mejor clasificado en el ránking mundial, ya no es el ojito derecho de la FESBA. Desde hace años Pablo Abián ha sido la apuesta masculina del bádminton español. Ha viajado por todo el mundo, jugando innumerables campeonatos para conseguir, entre otras cosas, la clasificación para los Juegos Olímpicos de Pekín y Londres, convirtiéndose en el primer español en participar en dos Juegos Olímpicos. Y así, de un plumazo (según una entrevista concedida por el propio Abián) la FESBA ha decidido no seguir contando con él. Hace un par de años que no sigo los resultados del bádminton español, así que no sé si Ernesto Velázquez o Luis Enrique Peñalver (los dos titulares convocados para el Campeonato de Europa por equipos) son realmente una mejor elección, aunque por las palabras de algunos jugadores en activo deduzco que la no inclusión de Abián es una injusticia. ¿Por qué iba a querer la FESBA desprenderse de una de sus mejores bazas? Sobre todo deshacerse de alguien en quien han invertido tanto dinero. Eso nos lleva al siguiente punto.

Derroche y mala gestión de recursos

Para una federación que no recibe patrocinio privado ni subvenciones suficientes para mantenerse me parece que la gestión de recursos es bastante pobre. Cuando yo empecé a arbitrar, según la normativa vigente en aquel momento, la FESBA podía enviar a competiciones internacionales a un árbitro, que viajaría junto con los jugadores, cubriendo FESBA los gastos de desplazamiento. En principio el alojamiento y las dietas en destino las pagaba el organizador. Sin embargo, cuando yo me ofrecí para asistir a una de esas competiciones, el Comité Nacional de Árbitros (CNAB) me dijo que no había dinero para pagar el desplazamiento del árbitro. De esta forma la FESBA junto con el CNAB ignoraban una normativa que ellos mismos habían escrito (aunque según el presidente de la FESBA, David Cabello, en esta entrevista, las normativas están para cumplirlas; no será la primera vez que mencione esto). Yo tuve suerte y me dijeron claramente que no me pagaban el desplazamiento, pero hubo gente que pago el desplazamiento de su bolsillo porque supuestamente la FESBA se lo iba a reembolsar, cosa que hasta donde tengo entendido nunca sucedió.

Aparentemente, la FESBA y el CNAB no tenían dinero para los árbitros porque tenían que invertir en los jugadores, intentar conseguir una estrella que diera el bádminton a conocer e intentar potenciar un deporte muy minoritario en España y del que mucha gente tiene un concepto muy equivocado. Este dinero iba destinado a proyectos como “Se busca campeón”, un iniciativa estupenda para dar a conocer el deporte entre los más pequeños e intentar encontrar a alguien con el potencial de dar nombre y apellidos al bádminton español. También se destinaba parte del presupuesto a mandar a nuestros jugadores a competiciones internacionales con la intención de utilizarlas como entrenamiento con jugadores de mayor nivel y, en la medida de lo posible, clasificarse para Juegos Olímpicos. A pesar de haber sido perjudicado con los recortes que se hacían al colectivo arbitral (hasta el punto de arbitrar una competición de 4 días con el mismo polo porque el CNAB no nos daba otro y por aquel entonces no estaban a la venta) me alegra ver que todo esto está teniendo algún efecto. He arbitrado a Carolina Marín y Beatriz Corrales (entre otros muchos jugadores) desde hace años, y me alegra ver dónde están llegando. Pero insisto que aparte de tener un buen número de jugadores de élite gracias a las competiciones internacionales que han podido disputar, también podría haber mejorado el nivel arbitral si hubiesen mandado tan solo un árbitro a cada competición internacional a la que el equipo nacional se inscribía.

¿Y por qué cuento todo esto? Para más o menos formar una idea del interés de la federación en formar jugadores enviándolos a competiciones internacionales en detrimento de otros estamentos del bádminton, como el colectivo arbitral. Y después de realizar esta enorme inversión, ahora decide no inscribir a la selección en esta competición sólo porque los jugadores ven abusivo el acuerdo sobre los derechos de imagen. Me parece un poco hipócrita establecer todo un sistema en el que se le da importancia a que los jugadores salgan a competir al extranjero y luego les impidan participar en esta competición por no dar su brazo a torcer en un acuerdo que a todos, excepto a la FESBA, les parece injusto. Según David Cabello en la entrevista mencionada antes, había alguien en esa reunión que defendía los intereses de Carolina Marín pero ¿quién o quiénes eran esas personas? Espero que no las mismas que representan a los árbitros. En el siguiente punto veremos por qué.

Representación de los diferentes estamentos

No sé quién era el encargado de representar los intereses de Carolina Marín y, por extensión, el resto de jugadores que tengan que firmar el acuerdo, pero en el caso de los árbitros esa representación no nos representaba en absoluto. Cualquiera pensaría que el máximo representante del colectivo arbitral, el presidente del CNAB, debería ser elegido por los propios árbitros. Pues no. Hasta donde tengo entendido ese puesto era adjudicado por la FESBA, cuya junta directiva si que se elegía por votación, eso sí, pero si su elección para el puesto no te gusta no tienes voz ni voto. No sé si esto ha cambiado, pero fue uno de los motivos por los que dejé el mundo del arbitraje. El presidente del CNAB era más un miembro de la FESBA que del colectivo arbitral en cuanto a toma de decisiones se refiere. Hemos tenido muchos problemas que hemos querido solucionar, y así se lo hemos comunicado al presidente del CNAB para que este, a su vez, se lo comunicara a la FESBA. Nunca hemos conseguido nada aparte de ser ignorados (no siempre educadamente).

Los “canales democráticos”.

En el comunicado de la FESBA del que se han hecho eco numerosos medios podemos leer esto:

“Como es por todos conocido, las federaciones españolas disponen de los canales democráticos para debatir todos aquellos aspectos que afectan a su funcionamiento, por lo que animamos a todos los estamentos a que utilicen los mismos, para juntos, seguir avanzando en el desarrollo de nuestro deporte”

Bueno, no sé si esto ha cambiado, pero yo me harté de hacer sugerencias para mejorar el tema arbitral en el bádminton, y no sólo ignoraron todo lo que dije en su momento, sino que además lo tomaron como un ataque, contestaron de mala manera, lo que hizo que yo perdiera mi paciencia y les contestara de mala manera y llegamos a un punto en el que la falta de consenso sólo se podía solucionar si una de las dos partes dejaba el puesto. Ese fui yo. En aquel momento ignoraron todas mis sugerencias pero creo que algunas de ellas han sido aplicadas recientemente, probablemente sugeridas por alguien más del agrado de la federación y que no se queja tanto de las irregularidades e injusticias en la gestión de muchos aspectos, como por ejemplo la organización de competiciones nacionales.

Aplicación de las normativas

Una de las perlas que David Cabello menciona en la entrevista es que la normativa está para cumplirla. De ser así yo podría haber ido a arbitrar a Gales (como ya he mencionado) y se habría penalizado gravemente al organizador de uno de los peores campeonatos a los que he acudido. Los GP eran las competiciones más importantes a nivel nacional cuando yo arbitraba. Desde entonces ha decaído mucho el interés de clubes y federaciones territoriales por organizar estas competiciones. Parte de ese desinterés se debe a lo caro que resulta organizarlos. Pero otra parte se debe a que algunos se desviven por cumplir todos los aspectos reflejados en la normativa mientras otros se pasan esa normativa por el Arco del Triunfo.

Aprovecho para decir que los mejores GP a los que he ido han sido los de Huelva, aunque ha habido otros igualmente excepcionales, pero tengo un aprecio especial a estos. Una organización excelente, atención al detalle y cumpliendo todos los requisitos necesarios que creo que no son debidamente apreciados. Así que aunque esto lo lean 3 personas, quiero que esas 3 personas sepan el gran trabajo que el club IES La Orden y la Federación Andaluza de Bádminton (aunque también hemos tenido algún que otro desencuentro menor con estos últimos, pero ninguna queja de los GP) han hecho organizando estos eventos.

Pero volviendo al tema de campeonatos penosos hay uno especialmente nefasto, organizado por uno de los amigos del presidente de la FESBA y el director de eventos de la FESBA. Falta de árbitros, falta de voluntarios, falta de recursos, una pista en la que los postes que sujetan la red tenían una diferencia de altura de más de 5cm (mucho, si te lo estás preguntando) y, lo que me pareció más vergonzoso, empezar a celebrar las finales de la competición sin que el organizador ni ninguna representación de la FESBA acudan al pabellón donde se celebraba hasta 2 horas después de empezar porque estaban durmiendo la mona (perdón, no quería entrar al trapo, pero esto me puede; no volverá a pasar, lo prometo). Todo esto, detallado claramente en el informe del juez árbitro que yo mismo escribí en al menos una ocasión, se ignoró y no se penalizó, y se permitió al organizador volver a realizar el evento en los años posteriores con el mismo nivel de mediocridad criticado por un gran número de jugadores.

Así que resumiendo, según David Cabello, la normativa está para cumplirla… si nos interesa. No veo que la aplicaran para penalizar la chapuza que organizó su amigo, pero sí que hay que aplicarla en lo referente a los derechos de imagen ahora que tenemos gente que vende.

Ya acabo…

Todos estos puntos reflejan mi sentimiento hacia la FESBA y todo lo que ella hace. Esto es sólo la punta del iceberg. Hay muchísimos más incidentes que mosquean a todos los que amamos este deporte, y sobre todo indigna ver que, ahora que están consiguiendo resultados deciden echarlo todo por la borda por avaricia y no querer ceder en el acuerdo de derechos de imagen. No sé si un cambio en la directiva de la FESBA sería de ayuda, pero igual que los jugadores necesitan a la federación, la federación necesita a los jugadores, así que escuchar sus opiniones y ceder ante ellas si son razonables no estaría mal.

Sé que la FESBA piensa que soy un follonero, que sólo sé criticar y no me quieren de vuelta. No sé exactamente lo que piensan los demás, pero sé que muchos están de mi lado. Incluso después de dejar de arbitrar competiciones nacionales para la FESBA seguía teniendo el apoyo de algunos jugadores, técnicos y federaciones territoriales y para mí eso es suficiente. Puede que no fuera el mejor, pero me gustaba que las cosas se hicieran bien. Era la única forma de mejorar el arbitraje y las competiciones cuando el CNAB y la FESBA estaban ocupados intentando mejorar otros aspectos del bádminton. Llegar donde estamos no ha supuesto un esfuerzo sólo por parte de federación y jugadores, sino por parte de todo el bádminton español.

Por favor, no vayamos a arruinar algo que ha costado años conseguir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: